Entre amigos y pelotas

Una de las cosas de vivir en Hong Kong, centro de negocios a escala mundial y país de paso para gente de todo tipo, es la gran variedad racial y cultural de personas con las que puedes relacionarte. Eso se traduce en que Iago tiene amigos de todas partes del mundo. Y os vamos a presentar a alguno de ellos:


  • Iris. Será que la tierra tira? La mejor amiga de Iago es Iris, una niña española tan bruta (o mas) que él. Se llevan genial, y hacen una fiesta cada vez que se ven. De hecho, cuando Iago cree que es la hora de bajar a jugar (o cuando le apetece) se pone en la puerta de casa diciendo Iris! Iris!
  • Lucian. Un niño mitad sudafricano mitad taiwanés, con el que hay días en los que juegan juntos la mar de felices y otros en los que ni se miran. Yo con su mamá tengo algún que otro choque cultural. Las madres chinas (China ni siquiera reconoce a Taiwan como un país independiente) se creen que tienen la verdad universal sobre la educación, y se sienten con el derecho de decirte cómo debes hacer tú las cosas. Y, a veces, me caliento.
  • Lora. 100% hongkonita. Como tal, a sus padres ni los conocemos, siempre viene de la mano de su cuidadora. Que por cierto nos encanta. No solo por lo bien que cuida y educa a la niña, con verdadero cariño, sino que nos tiene alucinados porque, siendo de Indonesia, habla inglés, cantonés y mandarín a la perfección. Lora tiene dos años y cuida mucho de Iago, aunque a veces él se lo paga con algún abrazo-llave de Judo (es que tenemos un hijo que no controla su fuerza)
  • Anthony. No tenemos muy claro su nacionalidad, pero chino no es. Ahora son bastante amigos, pero al principio se llevaban muy mal. Y la causa no podía ser otra. Una mujer, y española. Iris.
  • Niños del parque con abuelas. No sabemos sus nombres. En realidad no sabemos nada de ellos, pero nos encanta jugar con ellos, y a las abuelas les encanta tocarle el pelo a Iago. Para ellas esos rizos es lo mas extraño que pasa por el parque.
Con todos estos niños y mas compartimos muchas muchas horas de juegos. Compartimos juguetes, carreras, caídas.. y sobre todo aprendemos el significado de esa palabra. Compartir. Aunque lo aprendemos poco a poco… Sobre todo cuando se trata de la pelota, que es su juguete favorito. No la suelta en ningún momento. De hecho, tras mamá y papá, fue su primera palabra, y ve pelotas por todas partes. Las sandías, las bolas de los arboles de navidad… para él todo son pelotas. Como dice su padre siempre, pelota gana a todo.
Lo importante es que tiene un montón de amigos, y nos encanta que sea tan sociable (aunque a veces se pasa. Si por la calle ve a un niño cualquiera, se va corriendo hacia él gritando bebé bebé! aunque tenga diez años) Nos gusta que nos digan que es un niño very friendly, y sobre todo nos encanta que al vivir aquí tenga la posibilidad de relacionarse con niños de culturas tan dispares. Eso le va a enriquecer, y le va a hacer mejor persona cuando crezca. Ojalá.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Verano: la review (parte 1)

y por qué no hoy?

La paradoja del breast feeding