Qué duro es que se haga mayor!!

Tras tres días de prueba hoy es el primer día que Iago se queda solito en la guardería. El primer día que lo dejamos con personas que no conocemos de nada.
Estoy escribiendo mientras lo espero aquí sentada, en un parque al lado de su guardería. Cómo me siento? Patética, si patética por sentir que lo abandono, por sentirme mal. Sé que esto le viene bien, y que incluso me viene bien a mí, pero ahora mismo soy incapaz de pensar eso. Ahora no puedo dejar de pensar en el momento que en el que le daba el pecho cada tres horas, cuando ni el ni yo hacíamos otra cosa que comer, dormir y bañarnos. Lo estoy recordando como un momento feliz y sin preocupaciones. Definitivamente, no me gusta que mi niño se haga mayor.
Llevamos dos años juntos para todo, y es verdad que renuncié a muchas cosas durante este tiempo (a tener un trabajo que me encantaba, a salir por ahí de vez en cuando...) pero lo que sentía cada noche cuando lo metía en su camita después de haber disfrutado todo el día de él.. era FELICIDAD, PAZ, y ese sentimiento lo compensaba todo.
Sé que ahora empieza un nuevo camino en el que él tiene que dar sus pasitos solo, sin ir de mi mano. y sé que él lo hará genial, que se adaptará rapidísimo y que será súper feliz. Y yo...yo me tendré que ir acostumbrando y adaptando también, aunque me va a costar.

Luego os cuento que tal fue, y que me cuenta él. Solo faltan quince minutos así que me voy a la puerta, no vaya a ser que no me pueda poner de las primeras y no me vea al salir...jajaja
Lo sé, soy lo peor. Bueno, no, soy mamá.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Verano: la review (parte 1)

y por qué no hoy?

La paradoja del breast feeding